Hormipresa participa en una mesa redonda con el objetivo de analizar la situación actual de los aparcamientos y la movilidad en las ciudades.

Optimizar aparcamientos para mejorar las ciudades

Aparcament i Mobilitat(AIC Comunicación plus

El Periódico de Catalunya organizó una mesa redonda en la sede del Gremio de Garajes con el objetivo de analizar la situación actual de los aparcamientos y la movilidad en las ciudades y en la que participaron Ramón Llopart (Vicepresidente de ASESGA y Gerente de la empresa Alfa-3), Ángel López (Director de movilidad del Ayuntamiento de Barcelona), María Luisa Godia y Josep Maria Torres (Vicepresidenta y Presidente del Gremio de Garajes respectivamente) y Josep Bergadà (Consejero Delegado de Hormipresa).

En las grandes ciudades actuales convergen un gran número de actividades y necesidades diferentes que diariamente nos exigen que nos trasladamos de un lugar a otro. Trabajar, vivir, estudiar, pasear, comprar … infinidad de acciones en un espacio finito. La potenciación del transporte público, el uso racional del vehículo propio y los nuevos espacios de estacionamiento configuran un modelo esperanzador de movilidad diseñado para que los ciudadanos se puedan mover sin el miedo de si podrán o no podrán aparcar.

Afrontar una movilidad creciente y diversa, sin hipotecar la calidad de vida, el medio ambiente y la fluidez del tráfico implica cambiar modelos. Aunque para conseguir una buena movilidad se requiere inversión en transporte público, no hay que olvidar el vehículo privado. A pesar del cambio sociológico respecto a este, es necesario seguir buscando nuevas fórmulas que se adapten a los nuevos usos y tipologías de vehículos. Los parkings ya lo están haciendo. Las nuevas construcciones de aparcamientos se basan en criterios de sostenibilidad medioambiental y ofrecen nuevos servicios adaptados a las futuras necesidades, como la instalación de puntos de recarga destinados a los coches eléctricos. La solución, en todo caso, es la convivencia basada en una política de equilibrios, ya que ningún elemento o sistema de la ciudad excluye totalmente su opuesto. Por el contrario, la ciudad, en su complejidad, es una suma porcentual de dualidades en equilibrio.

Descarga el artículo original en pdf